Participan los profesionales del INTA local

Huertas familiares en los jardines maternales municipales de Coronel Rosales

Van a funcionar en los patios de todos los Jardines, lugar para las prácticas de las familias de los chicos que asisten.

 

A través de un proyecto impulsado por la Secretaría de Desarrollo Social a través de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, durante este año se instalarán huertas en los patios de todos los Jardines Maternales municipales, lugar que servirá para prácticas de las familias de los niños y niñas que asisten.

Durante estas tareas, los pequeños serán acompañados por los docentes y profesionales de los centros maternales y por el INTA Coronel Rosales, proyectando en un futuro la creación de Huertas domiciliarias con algunas de las familias participantes del proceso. 

En este marco, esta semana se realizó la primera capacitación para la totalidad del personal de los tres Jardines Maternales, a cargo de la ingeniera Silvina Bracamonte del Programa Pro Huerta del INTA, que depende del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

Una vez en marcha el proyecto, las docentes irán haciendo trabajando con los alumnos en las aulas abordando, a través de dinámicas y juegos, la temática de huertas, el trabajo con la tierra y la importancia sobre el consumo de verduras y frutas. Para ello se realizarán talleres de teatro y títeres con los más pequeños para que puedan participar activamente del proyecto.

“El objetivo principal de cada actividad que emprendemos desde la Secretaría de Desarrollo Social es estar cerca de las familias con proyectos concretos, con hechos que puedan acompañar procesos de los cuales ellos mismos sean los protagonistas”, explicó Santiago Maidana, a cargo de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia.

“Deseamos que, a fin de año, este proyecto haya impulsado la creación de huertas en patios de las familias que van a participar y para eso contamos con el inmenso aporte de la Ing. Silvina Bracamonte del INTA Coronel Rosales”

“Entendemos que trabajar con los niños y niñas, pero también con sus familias hace que todo proyecto sea integral, ya que el hecho de compartir entre adultos y la niñez es un valor que debemos recuperar”, concluyó Maidana.